Según los expertos, seguir una Dieta Mediterránea enriquecida con Aceite de Oliva Virgen Extra, en nuestro caso de las variedades Manzanilla, nos ayuda a prevenir este tipo de enfermedad.

Y es que, el AOVE cuenta con un compuesto muy valioso, el oleocanthal, que ejerce un efecto antiproliferativo de las células tumorales. Precisamente por ello es considerado de gran interés en investigaciones para el tratamiento de esta enfermedad.

Nuestro modelo de alimentación, en definitiva, ha de sustentarse en el consumo diario de Aceite de Oliva, preferiblemente Virgen Extra. Esto se debe a que es la fuente de grasa más saludable que podemos consumir.

Junto al cáncer, nos ayuda a reducir el riesgo de otras enfermedades de tipo cardiovascular, así como la obesidad, diabetes e hipertensión, entre otros. Conscientes de su valor para nuestra salud, recientemente hemos lanzado una versión renovada de nuestro AOVE Excelencia. Un aceite que luce una nueva apariencia y presume de una mayor calidad.